(MADRID)
Director Estudio – Álvaro Fernández
alvaro@monochrome.es
+34 645 801 266

(MÁLAGA)
Director Estudio – Sergio Sañudo
sergio@monochrome.es
+34 676 901 959

Recoletos

LugarMADRID

Superfície2700 M2

Fecha2020

EstadoCompleted

El Paseo de Recoletos recibe su nombre de un antiguo convento, el de los Agustinos Recoletos. Levantado en 1620, estuvo sobre los solares que hoy ocupan la Biblioteca Nacional y el Palacio del Marqués de Salamanca. El convento fue derribado tras la desamortización de Mendizábal hacia la mitad del siglo XIX. A partir de entonces el paseo se convirtió en zona de lujo de Madrid, con la construcción de palacios destinados a la aristocracia.
El proyecto de rehabilitación integral e implementación de oficinas se enclava en el número 5 del Paseo de Recoletos, la fachada principal al Paseo es de 18.5 metros de ancho, lo que supone la imagen más representativa del edificio, tanto por sus materiales (basamento de granito y revoco almohadillado) como por su composición de huecos y balcones, los cuales se respetarán y pondrán en valor con la intervención

En primer lugar se plantea la recepción en la planta baja, creando una caja luminosa de madera natural con paños alistonados, que crean un espacio cálido y permeable, evitando una sensación de estancia cerrada y potenciando la amplitud de los techos gracias a las luminarias suspendidas

En la planta segunda se propone el business club, la parte más pública del proyecto donde encontramos una zona de cafetería, zona de coworking, salas de reuniones, y un nuevo concepto de salas, las ‘’discussion rooms’’ Estos espacios adaptandos expresamente por la situación actual, permiten tener flexibilidad en su uso a la hora de albergar diferentes tipos de reuniones, como conseguir respetar el distanciamiento social gracias a la distribución y el mobiliario. La zona de cafetería, próxima a la fachada principal, se diseña con una gran pieza escultórica de acero inoxidable para la barra, que se asoma a las vistas de la zona verde de Recoletos

El resto de plantas se distribuyen de forma que se consiga la mayor flexibilidad de los interiores, a la vez que se respeta la necesidad de iluminación natural y ventilación de todas las estancias.
Por último en planta sexta encontramos una terraza privada con vistas al Paseo de Recoletos, y un espacio abuhardillado para eventos y zona de relax